Marlangueando con la Dra. Cariburí

Marlango en Grey Elephant. Con princesa escuchando.

Ayer fue un domingo especial. Teníamos un plan diferente y original: un concierto para los más peques, de Marlango en Grey Elephant a favor de la Fundación Theodora. Cada elemento por separado era apetecible: junto, no sabíamos cómo iba a ser.  Pero en cuanto empezó a sonar el piano y Leonor Watling empezó a cantar, supimos que íbamos a pasar un buen rato.

Dra. Cariburí, de Fundación Theodora

La Dra. Cariburí, experto en ombligos y pedorretas, de la Fundación Theodora, también animó el cotarro, cambiando el ritmo del “” o de “debajo un botón”, al son del piano que tocaba Alejandro de Marlango.

Los niños, disfrazados algunos, bailaron, jugaron, cantaron y se lo pasaron pipa. Y los mayores… pues lo mismo, como mínimo.

Así que, después de habernos regalado un domingo tan especial, tenemos claro que:

1.  Vamos a mandar ya mismo unas cuentas risas de emergencia a los doctores de la Fundación Theodora para que puedan seguir llevando risas y sonrisas a los niños hospitalizados, que no pudieron disfrutar del concierto como nosotros. http://www.risasdeemergencia.org

2. Nos vamos corriendo a por el último disco de Marlango“Un día extraordinario”, por el rato tan extraordinario que nos regalaron ellos a nosotros.

3. Seguimos siendo fans de Grey Elephant.

Anuncios

Flores DIY en el Chicas Night Out de Grey Elephant

Ayer por la noche estuvimos en el Chicas Night Out, el taller que organiza Grey Elephant un jueves al mes, para aprender alguna destreza creativa. El de ayer era sobre arreglos florales y lo impartía Isabel de Elisabeth Blumen.

Llegamos a Grey Elephant con un poco de retraso, pero una vez ahí, entre la música que sonaba, el olor a flores frescas, las copitas de vino con el nombre de cada una y el ambiente que había en el local, enseguida nos sentimos como en casa.  

Lo primero que tuvimos que hacer fue elegir entre varios botes de vidrio – de los reciclados, de toda la vida.  Y a partir de ahí, buscando y eligiendo en una mesa llena de telas, cintas, papeles y pegatinas, fuimos decorando los botecitos.

Cuando estuvieron los “recién-jarrones” a punto, tocó hacer el ramo: había flores de todo tipo entre las que elegir, además de hojas de todo tipo para acabar de decorar. Isabel nos explicó cómo se eligen las flores, cómo se van añadiendo al ramo (siempre en espiral, como si las flores se abrazara), cómo se atan una vez tenemos el bouquet y… Bueno, resultó que cuando pruebas a hacerlo tú, no es tan fácil 🙂

Aún así, nos salieron dos ramitos bien monos, que hemos puesto en un sitio bien visible. 

ImageImage

Desde ayer, miro los botes de vidrio con otros ojos 🙂

Por supuesto, además de hacer nuestros jarroncitos, pudimos conocer a otras bloggers (Miraver Loque y MatildeMarmota) y a la fundadora de MyLittlePlace. Y, por supuesto, un placer conocer personalmente a Laura de Grey Elephant, su simpatía acogedora y lo bonito del local. Ya tenemos ganas de apuntarnos a algunos de sus talleres y eventos: seguramente empezaremos por el taller de música clásica para toda la familia, el día 6 de mayo. 

Y, por supuesto, no nos perderemos el siguiente Chicas Night Out 🙂