Lisboa: tranvía, autobús y cochecito

Este fin de semana hemos estado en Lisboa. Paseando por sus calles empedradas y resbaladizas, descubriendo rincones añejos, disfrutando de una ciudad verde y relajada.

No es la mejor ciudad para ir con cochecito, esto de antemano. Así que lo mejor, si vais con un bebé, es llevarlo en el porta bebés.

No pretendemos aquí contaros los sitios para niños que hay en Lisboa, sino contaros cómo hemos conocido la ciudad, nosotros y los peques: paseando, buscando sitios que nos pudieran gustar a todos, pero sin renunciar a conocer la ciudad.

Callejeando, casi por casualidad, encontramos el Jardim da Estrela, un parque precioso, con árboles centenarios con raíces donde esconderse, adelfas que eran árboles, flores de todos los colores y olores. Con patos y patitos: ¡tuvimos la suerte de ver una pata y sus patitos!

Jardim da Estella

Mamá pato y sus patitos

A la salida del parque, nos encontramos frente a la Basilica da Estrela: muy bonita, tranquila e imponente. Y con la luz tan maravillosa que tiene Lisboa, el blanco es especial.

Basilica da Estella

Otro sitio divertido para ir con los niños es el Castillo de San Jorge: podéis llegar hasta ahí en el bus turístico “descapotable”, que suele gustar mucho a los niños. Y, la verdad, muy cómodo para ahorrarse la calle empedrada cuesta arriba, sobretodo por los peques.

En la zona del castillo hay cañones, vistas de todo Lisboa y una entrada con foso (seco). Ideal para ir contando cuentos mientras paseáis.

Castillo de Sao Jorge

Por supuesto, una diversión más que asegurada en Lisboa con peques son los tranvías. Además de resultar muy útiles para subir cualquier de las siete colinas de la ciudad, es una forma agradable de ver la ciudad.

Tranvía en Lisboa

En la zona nueva de Lisboa, la que se recuperó para la expo, hay un paseo muy bonito con vistas al Tajo. Cenamos en un restaurante llamado Sabor da Brasil, donde tocan música en directo y los niños tienen una esplanada preciosa para jugar mientras los padres cenan en la terraza.

Zona de la Expo

La Torre de Belém es otro sitio a visitar en Lisboa. Si vais con niños un poco más mayores, podéis alquilar un Segway y recorrer el paseo al lado del Tajo que llega a la Torre.

Torre de Belém

Sin duda, Lisboa es una ciudad para pasear con calma y dejarse llevar por su ritmo tranquilo. Seguro que con unos cuantos días más, encontraríamos mil cosas más por hacer. Pero aún así, 3 días cunden y da para disfrutarla.

Lo que es seguro, es que volveremos otro día. Como dicen en portugués, “até breve”.

Anuncios

2 pensamientos en “Lisboa: tranvía, autobús y cochecito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s