Un mundo digno de nuestros hijos

En el último libro de Enrique Rojas, en el capítulo dedicado a los hijos, menciona una reflexión que el violoncelista Pau Casals dejó escrito en un testamento:

” Cada segundo que vivimos es un momento nuevo y único en el universo, un momento que nunca volverá a repetirse… ¿Y qué enseñamos a nuestros hijos? Les enseñamos que dos más dos son cuatro y que París es la capital de Francia. ¿Cuándo les enseñaremos también lo que son?

Deberíamos decir a cada uno de ellos: ¿Sabes qué eres? Eres una maravilla. Eres único. En todos los años que han pasado nunca ha habido otro niño como tú. (…)

Puedes llegar a ser un Shakespeare, un Miguel Angel, un Beethoven. Tienes capacidad para ser cualquier cosa. Sí, eres una maravilla. Y cuando crezcas, ¿serás capaz de causar daño a otro que es, como tú, una maravilla?

Debes trabajar -todos debemos trabajar- para hacer del mundo algo digo de sus hijos.

(Del libro “No te rindas”, de Enrique Rojas. Editorial Temas de Hoy)

Nos gusta la idea de disfrutar cada momento como único, vivir el aquí y ahora, saber transmitírselo a nuestros hijos. Y, sobretodo, nos gusta el mensaje de educarles para hacer un mundo mejor, donde la gente se respete, porque se respeta a si misma.